Salud Mental Laboral

Gestionamos el bienestar de sus colaboradores

Cuidar el bienestar de sus colaboradores es fundamental para el éxito y desarrollo de una empresa a largo plazo. El impacto del deterioro en la salud mental de los colaboradores no solo se traduce en disminución de la productividad, ineficiencia, pérdidas de valor económico, sino sobre todo un desgaste a nivel de la identidad de los colaboradores y de la empresa, afectando la autoestima, la confianza en las propias capacidades y en un sentido de valor del propio trabajo. Estas dinámicas van generando entornos laborales progresivamente deshumanizados, al producirse una disociación y deterioro de la vida emocional. Esta situación da pie a procesos recursivos en las que se producen dinámicas de control negativo de parte de las jefaturas frente a colaboradores que se desempeñan bajo los estándares por motivos de salud mental, que se ven agravados por la presión de la evaluación deficitaria de parte del superior a cargo, lo que pueden terminar con la exclusión de un colaborador y gran pérdida de talento para la empresa. La gestión del bienestar, la respuesta a las necesidades psicosociales y la formación en habilidades emocionales y sociales deben ser consideradas como parte ineludible de los servicios internos que la empresa debe prestar a sus colaboradores.

La gestión de la salud mental en una empresa debe contar con

  1. Personal entrenado y capacitado para responder a las necesidades de salud mental de los colaboradores
  2. Sistemas de detección temprana de necesidades de salud mental y mecanismos de respuesta oportuna
  3. Análisis de datos que permita identificar problemáticas, desarrollar planes de intervención para apoyar a las personas a desarrollar habilidades y mejorar condiciones en ámbitos socioemocionales.
  4. Un sistema de intervención multinivel, que permita realizar acciones para todos los colaboradores, promoviendo condiciones de bienestar psicosocial, abordar a grupos específicos según problemáticas que afectan a un grupo determinado, e intervenciones de urgencia con colaboradores que tienen necesidades urgentes o complejas
  5. Crear una cultura y prácticas responsivas a las necesidades psicosociales y promotoras de bienestar socioemocional y salud mental, favoreciendo entornos colaborativos basados en la interdependencia positiva y la confianza.

Realizamos evaluaciones y mediciones sobre el estado de salud mental a nivel individual y colectivo, identificando el nivel de adaptación en las dimensiones ejecutivas, emocionales, sociales y personales. Evaluamos el nivel de satisfacción laboral, con la vida y el apoyo social percibido por el colaborador.